EL ASALTO MAÑANERO EN HUAUCHINANGO

EN UN ESTIMADO DE CIEN MIL PESOS ROBARON LOS LADRONES A CAMIONETA DE MEDICAMENTOS
Hombres armados se llevaron al chofer custodiado y por allí cerca pasó una patrulla, ni cuenta se dio.
HUAUCHINANGO, Pue.- 15 de junio de 2017.-NSN.- Distribuidor de medicamentos a farmacias y hospitales, fue asaltado, privado ilegalmente de su libertad y custodiado por los bandidos que se lo llevaron con todo y camioneta para robar la mercancía que andaba repartiendo.

“Ya son tres veces las que me asaltan!”, dijo el chofer de la camioneta a los policías, aunque todavía asustado y nervioso por el nuevo episodio que le había tocado padecer el día de hoy a las ocho de la mañana y agregó, “son los mismos…”

De acuerdo con algunos datos que trascendieron, los ladrones, harto conocidos por la Policía,   abordaron al chofer cuando se encontraba por la Avenida de los Técnicos a la altura de la colonia FSTSE en el lado noroeste de la ciudad, rodearon la camioneta blanca que llevaba el joven, y le enseñaron que llevaban armas  a la altura de la cintura.

Le ordenaron se hiciera a un lado del volante y pasara al lado del copiloto, subieron y se fueron con rumbo hacia las instalaciones de Pemex Catalina, estación 3N, llevándolo como rehén.

Luego de circular un rato, se detuvieron en la calle en la calle Jazmines, cerca del Salón Madrid, de eventos sociales en donde descargaron la mercancía que se encontraba dentro de bolsas negras de plástico y le ordenaron que no se moviera de allí.

Avisada la policía sobre este incidente, acudieron para auxiliar al chofer quien narró lo ocurrido y habría hecho un cálculo de unos cien mil pesos el monto del botín. Pero como ya no había nadie por allí para investigar o detener, invocando la flagrancia, aunque el agraviado los identificó, nada pudieron hacer.

Se supo también que una patrulla de la Policía Municipal iba por allí cuando el asalto sucedía pero la víctima no avisó algo ni la patrulla los habría visto siquiera por lo que cada quien siguió su camino.

Los policías informaron a la víctima que acudiera a la Casa de Justicia para integrar la denuncia correspondiente, trámite bien sabido por este señor, debido a los anteriores asaltos y les dijo que iría.

Comerciantes de esta ciudad, comentaron que hay una banda de atracadores que se ha convertido en el azote de los proveedores de mercancía a farmacias, comercio, refaccionarias, tiendas de autoservicio y todo tipo de mercancías. “A cada ratos los asaltan (a los repartidores) “y  otros deben pagar por que no les hagan nada…” Algunos repartidores han preferido dejar de la laborar en este tipo de trabajo, que consideran altamente peligroso en esta región y mejor buscan otra chamba en donde no corran los riesgos y sustos a los que somete la delincuencia que azota a la región y cada día es más virulenta y violenta.