TAXISTAS MEJOR ORGANIZADOS QUE LA POLICÍA

TAXISTAS MEJOR ORGANIZADOS QUE LA POLICÍA
Localizan, frustran robo y detienen a dos ladrones de taxi en minutos
Amenazan linchar a los ladrones
HUAUCHINANGO, Pue.- 12 de enero de 2017.-NSN.- Con una clara muestra de mejor organización contra la delincuencia que cualquier programa de la policía, taxistas de Hidalgo y Puebla lograron recuperar un taxi robado y detener a los presuntos ladrones quienes, pese a que el comandante de la policía dijo que los dejarían ir “porque no había denuncia”, los enfurecidos taxistas insistieron hasta que fueron puestos a disposición del Ministerio Público para ser juzgados.

Los hechos se desarrollaron ayer, alrededor de las diez de la mañana en la comunidad de La Bóveda, en los límites de los estados de Puebla e Hidalgo cuando un taxista, que labora en el lugar, fue abordado por dos pasajeros que le pidieron un viaje a Huauchinango, a lo que el taxista accedió y subió al pasaje.

Todo iba bien hasta que, a la altura del paraje conocido como “La Virgencita de Catalina” uno de los pasajeros sacó una pistola y amagó al chofer al tiempo que le decía, “párate allí y entrega lo que lleves”. El chofer, al verse de esa manera sorprendido y ante la vista del fogón que amenazaba con lanzar fuego y plomo en cualquier momento, obedeció y los ladrones lejos de ser los amables pasajeros del principio del viaje, se tornaron en furibundos trogloditas que a golpes y patadas lo  bajaron del taxi.

Rodando por el acotamiento, el chofer del taxi sólo logró ver el escape y la parte de atrás de su auto que se alejaba y enfilaba hacia Huauchinango.

Sin embargo, no todo resultaba tan malo ya que por ese lugar acertó a pasar un auto que a los aspavientos, gritos y manotazos  del agredido chofer, se paró y el ruletero, suplicando ayuda, le pidió un aventón. El samaritano accedió, lo subió a su auto y enfilaron hacia la ciudad. el taxista comenzó a narrar su odisea a su salvador que lo escuchó impresionado.

Fue al llegar a Huauchinango cuando el taxista hidalguense logró ubicar a un taxi local que pertenece al grupo Tasmania, una agrupación de taxistas que se formó a raíz de la inseguridad que priva en esta zona del país y le pidió su apoyo, ya que él mismo pertenece a esa agrupación.

Esto debido a que los ladrones le quitaron su celular y todo lo que llevaba, no tenía manera de pedir ayuda.

De inmediato fue radiado el incidente y cuando menos medio millar de taxistas pusieron la alerta en la cual buscaban a un taxi de La Bóveda, color blanco con negro, etc., y dieron todas las características.

Los minutos pasaron y de pronto una voz dijo que ya estaba localizado a la altura del Cañón  de  Tecacalango y se dirigía a Xicotepec. El autor de la llamada informó que iba rebasando al vehículo en el cual viajaban dos sujetos. Lo rebasó y rápido se adelantó  para alertar a los policías que se encuentran de vigilancia en la bifurcación Xicotepec-La Unión, paraje conocido como “Dos Caminos”.

Los policías así alertados, al ver el vehículo le marcaron el alto y comenzaron a revisarlo, de pronto cuando menos un centenar de taxistas, como enjambre zumbador, llegó al lugar de los hechos. 

Detenidos los presuntos ladrones, los taxistas pedían a los policías que les “prestaran tantito a los bandidos…” sin embargo el comandante no lo permitió pero también dijo que no podía detenerlos porque no había denuncia contra ellos.

El furibundo grupo de taxistas se opuso multitudinariamente a eso y exigieron que los pusieran a disposición del ministerio público para ser debidamente enjuiciados. Los policías, al no poder contener la furia de los trabajadores del volante, cuyos miembros han sufrido desde robos, golpes y hasta muerte de choferes hicieron lo conducente y los llevaron ante la Ley para ser juzgados.

Los trabajadores del volante señalaron que ya los conocen y que si los ven libres los van a linchar ya que no puede ser que vivan dentro de la más grande impunidad pese a la flagrancia con que fueron capturados.