CAMIONETA ROBADA MINUTOS ANTES ESTABA DENTRO DE CORRALÓN UTILIZADO POR PGR

GPS MARCÓ QUE CAMIONETA ROBADA ESTABA DENTRO DE CORRALÓN UTILIZADO POR PGR
Cuando los agraviados acudieron a pedir información los enviaron a buscar a otra parte.
Después la camioneta apareció casi frente al corralón, a unos 200 metros de la entrada.
PUEBLA, Pue.- 8 de febrero de 23018.- Odilón Larios.- Una camioneta que transportaba autopartes para la empresa Volkswagen, fue robada el martes en inmediaciones del Periférico Ecológico y la autopista México-Puebla. Media hora después los agraviados llegaron hasta el punto en donde el GPS indicaba que se encontraba la unidad.

Grande fue la sorpresa ya que marcaba que estaba dentro del corralón que utiliza la Procuraduría General de la República (PGR) para guardar vehículos con materiales y residuos peligrosos – donde se resguarda el combustible y los vehículos asegurados a huachicoleros – ubicado atrás del Arco de Seguridad de Huejotzingo.

En ese lugar los encargados negaron a los agraviados y a la policía municipal, que los acompañaba, que allí estuviera la camioneta. En ese momento los afectados no vieron nada en las inmediaciones, y les negaron el acceso al corralón. Pero extrañamente los encargados del corralón los enviaron a la parte de atrás, por la parte exterior, diciéndoles que a veces ahí abandonan los autos robados. Cuando los agraviados iban para allá, recibieron una llamada de la empresa de seguridad que tienen contratada, la cual les indicaba “la están moviendo, la están moviendo” – la camioneta – por eso regresaron al frente del corralón y se percataron que ahora, a 200 metros, ahí estaba la unidad abandonada.

Lo que permitió a los agraviados recuperar la unidad es que cuenta con doble localizador GPS, uno de ellos está oculto, por eso aunque los ladrones eliminaron uno de los aparatos, el otro informó que la camioneta estaba atrás del Arco de Seguridad de Huejotzingo.

Los agraviados se mostraron muy molestos e indignados, uno de ellos confió en entrevista: no puede ser que la gente del corralón esté abusando de esa manera del hecho de estar trabajando para PGR. Por lo que, sin acusar, pide a la Procuraduría que investigue a estas personas que les prestan servicios para cerciorarse que no están cometiendo actos ilícitos, escudándose como colaboradores de la PGR.

Sobre el robo, el entrevistado manifestó que la camioneta fue interceptada por sujetos a bordo de una camioneta Cherokee, color negro, quienes despojaron al conductor de la unidad. Éste avisó del robo, y así es como la empresa de seguridad contratada, comenzó el rastreo de la unidad. Uno de los dos localizadores satelitales había sido inhabilitado, pero los ladrones no contaban con que llevaba otro localizador oculto.

Este robo de vehículo ocurrió el martes a las seis con treinta minutos de la tarde y fue localizada alrededor de las siete de la noche gracias al localizador que seguía activo, el cual indicó que el vehículo se encontraba en inmediaciones del Arco de Seguridad de Huejotzingo. Cuando los interesados llegaron se percataron que la señal de la camioneta procedía del interior del corralón que da servicio a la PGR.

Por ello los afectados se entrevistaron con los encargados y les dijeron que el localizador de su camioneta marcaba que se encontraba en el interior, una Ford, F350. Los encargados negaron que estuviera dentro y obviamente negaron el acceso a las personas, quienes para ese momento ya iban acompañadas de la policía municipal de aquella demarcación.

Los encargados del corralón “sólo nos dijeron que ahí no estaba esa camioneta, que fuéramos a buscar por fuera en la parte de atrás, porque supuestamente algunas veces ahí abandonan los vehículos”.

Ante esa respuesta: “Nos fuimos para la parte de atrás, y cuando íbamos en camino, la empresa de seguridad me llamó para decirme ‘la están moviendo, la están moviendo’. En lo que regresamos encontramos que la camioneta ya estaba abandonada a unos 200 metros de la entrada del corralón, obviamente ya no tenía las autopartes”.

El entrevistado aseguró que momentos antes habían pasado por ese lugar y a camioneta no estaba. Sólo apareció cuando los encargados del corralón los mandaron a dar la vuelta al corralón.

Con toda esta información, los afectados pidieron que la PGR investigue y se cerciore que los encargados de los corralones que utilizan no formen parte de las propias bandas delictivas. Y en caso de que encuentre actos delictivos que les finque responsabilidades.

Acompañando este reporte también se publican las capturas de pantalla de los puntos donde fue robada la unidad, el lugar donde marcaba que se encontraba, dentro del corralón mencionado, y donde finalmente la recuperaron, a 200 metros del corralón.