HUEHUE MUERE EN HUAUCHINANGO AL INICIO DEL CARNAVAL

HUEHUE MUERE EN HUAUCHINANGO AL INICIO DEL CARNAVAL
Show must go on.
Foto:Facebook
b_150_100_16777215_00_images_sierra_policia_a_comparsa_zacamila.jpgHUAUCHINANGO, Pue.- 11 de Febrero de 2018.-NSN. Por una lamentable afección cardiaca, un miembro de la Comparsa Zacamila, que participa en el Carnaval Huauchinango 2018, perdió la vida cuando cumplía con su encomienda de “tronar” el chicote al frente del alegre y vociferante contingente de encapuchados.

El deceso de quien en vida llevara el nombre de Felipe Coca González, como fue identificado por sus compañeros de equipo, sucedió cuando el contingente se encontraba en las inmediaciones de Palacio Municipal, en el centro de la población, y dejó sorprendidos todos los asistentes.

Vestido con el uniforma que caracteriza a cada uno de los participantes en esa Comparsa, el hoy occiso se daba a la tarea de realizar algunas evoluciones con el látigo, del que en su manejo sus compañeros califican como experto, cuando de pronto el hoy occiso de desplomó y quedó tirado, boca abajo en la explanada frente a la Alcaldía, sobre la Fuente interactiva que fuera colocada en ese lugar hace seis años, a raíz de cumplir Huauchinango 150 años de haber sido elevado al rango de ciudad.

Era alrededor de las siete de la noche y la Comparsa Zacamila, frente al escenario más popular de la festividad, en tono alegre y jocoso realizaba evoluciones, lanzaban estridentes gritos y risas, y el occiso se daba a la tarea de “tronar su chicote”, de pronto el hombre se desplomó súbitamente y quedó inerte en el pavimento.

Sus compañeros, al ver lo sucedido, algunos de ellos se acercaron para prestarle auxilio, y otros pidieron a gritos la llegada de una ambulancia, misma que llegó momentos más tarde y los paramédicos trataron de vivificarlo al darle reanimación cardio pulmonar pero era en vano, ya que observaron carecía de signos vitales,

Pese a la tragedia -que aún no se conocía entre los participantes carnavalescos- la celebración proseguía, los gritos, bailes, evoluciones y “chicotazos” persistían pero, poco a poco la noticia de la muerte del compañero fue permeando en ondas expansivas y el silencio se hizo en la plaza central. El cadáver del infortunado “chicotero” fue rodeado por un respetuoso círculo de Huehues y público en general quienes, a prudente distancia, observaba tan lamentable incidente.

El occiso, identificado por sus compañeros de carnaval, como Felipe Coca González de 62 años de edad, fue piadosamente cubierto con una manta en espera de las autoridades ministeriales quienes llegaron para integrar las diligencias correspondientes al levantamiento del cuerpo y ordenaron su traslado a la morgue para la necropsia de Ley.

De primera instancia el diagnóstico fue que la muerte le habría sobrevenido tras un infarto cardiaco fulminante. La muerte del danzante, al tiempo de enlutar el inicio de este carnaval, también fue un trago amargo para la Comparsa Zacamila que en su cumpleaños número LXXV, de Brillantes, reza la tradición,  aconteciera tan lamentable deceso del danzante “chicotero”. Pero como también reza la tradición; “show must go on”.