CATEAN FEDERALES PROPIEDADES DE LA FAMILIA VALENCIA EN VENUSTIANO CARRANZA

CATEAN FEDERALES PROPIEDADES DE LA FAMILIA VALENCIA EN VENUSTIANO CARRANZA
La sorpresa infarta al padre de la familia
b_150_100_16777215_00_images_sierra_policia_a_casa_valencia.jpgVENUSTIANO CARRANZA, Pue.- 7 de Agosto de 2018.- Estupor y sorpresa causó un operativo de cateo en propiedades de la familia Valencia Ávila donde, personal de la Procuraduría General de la República y Federal Preventiva, ingresaron con el fin de llevar a cabo la ejecución de órdenes de aprehensión cuyos destinatarios no se conocen, sin embargo trascendió que hubo personas detenidas.

Con total hermetismo de parte de las autoridades la gente pudo observar la forma en que los federales penetraron a la propiedad así como la presencia de otras personas fuertemente armadas que resguardaban la zona.

En el interior de la vivienda, según se supo, el padre de la familia Valencia habría sufrido un infarto debido a la sorpresa, por lo que fue trasladado a bordo de una ambulancia para su atención médica.

De acuerdo con la información extraoficial, el cateo inició alrededor de las cuatro de la madrugada luego de que los agentes penetraran de manera enérgica y decidida, por lo que habrían sostenido un zipizape con algunos de los guardias que la familia tiene en su casa.

Por tal motivo fueron detenidos dos sujetos, uno apodado (a) “El Cacas”, quién por cierto, según comenta la gente, fue baleado hace algunos años en Apapantilla, municipio de Jalpan, cuando disfrutaba de un partido de futbol y de cuyo atentado salió con vida.

El otro, un tal llamado Sabino. Ambos debido a que opusieron resistencia al trabajo de los agente federales mientras que, al mismo tiempo, habrían asegurado a José Luis Trejo comandante de la Policía Municipal por presunto delito de robo de combustible según trascendió.

El cateo se llevó a cabo en las viviendas de estas familias Valencia Ávila ubicadas en la calle Ortiga de la colonia El Huasteco, en la localidad de Villa Lázaro Cárdenas (La Uno), en donde la violencia ha tomado carta de residencia y los asesinatos políticos menudean.