EL DESORDEN DE MORENA EN HUAUCHINANGO

Observatorio Político
DESORGANIZACIÓN Y LA IMPROVISACIÓN PRIVAN EN MORENA
Por Maquiavelo
Ni duda cabe que algunos, dizque políticos, exhiben no sólo la falta de experiencia, capacidad y conocimiento. Taras evidentes que lucen los candidatos de Morena en Huauchinango y Xicotepec de Juárez, así como una gruesa insensibilidad. El primero como triunfador en el proceso electoral y la segunda como perdedora, tercer lugar, en el mismo proceso y por los mismos cargos, ambos; las Presidencias Municipales.

En el primer caso, Gustavo Vargas Cabrera, resultó triunfador, pero a diez días de pasado el  proceso electoral evade dar a conocer a la población, la que votó por él, en qué etapa del proceso de transición se encuentra así como dar a conocer los probables nombres del equipo de quienes ya, a estas alturas de la película, debieran estar afilando las puntas a sus lápices y alisando las hojas en donde van a escribir una nueva etapa, la nueva historia de Huauchinango.

El silencio es no sólo absoluto,  que sería lo de menos, es ominoso, siniestro, infausto, lamentable, sus más cercanos lo deploran, causa irritación y encabronamiento.

El cacareado proceso de transparencia y claridad, de entrada, no cambió, la opacidad no lo deja ver, mejor se ve la molestia de su propia gente, de líderes que los apoyaron, de gente que sudó la camiseta, se queja de la falta de información de parte de Gustavo Vargas, “no nos llama”, no nos dice nada, “nada sabemos”  “lo cooptan algunos regidores y lo esconden”, dicen, “no hay puertas abiertas”, sólo intrigas, simulaciones y disimulos (sic) afirman.

Eso habla muy mal de quien prometió y se comprometió a ser transparente, abierto con la población huauchinanteca que de manera mayoritaria le dio la confianza, votó por él, cuando pocos, muy pocos le daban la oportunidad de ganar, lo que hubiera sucedido, sin duda, de haber estado como candidato de otro partido político, dicen, critican la falta de un vocero oficial que mantenga informada a la ciudadanía. La ciudadanía tiene todo el derecho a ser informada.

“Le cayó del cielo la candidatura” Comentan algunos que forman parte de su equipo, incluso que hoy son regidores. Nos lo confiaron con la condición de no “ventanearlos”, no dar a conocer su nombre, claro y conciso dijeron, “acepté ser regidor, pero no estaba muy convencido, sino a ver si de casualidad ganaba, varios de nosotros no teníamos muchas esperanzas por el alto grado de desorden, desorganización e ineptitud que se vio a lo largo de la campaña.

Y bueno -aceptan- finalmente el factor AMLO los llevó a ganar. Lo malo es que ahora la incertidumbre corroe la credibilidad y provoca irritación, no sólo entre su gente, muy cercana por cierto, sino entre quienes se jugaron la camiseta por el proyecto, líderes y lideresas sociales que le movieron a la gente, que le apoyaron hasta el triunfo, como para que ahora se les ignore, se les nulifique, se les relegue.

No se vale, dicen y las resultas podrían ser nefastas para el nuevo alcalde que mantiene la cabeza metida en su caparazón. Se ignora quién o quiénes ocuparán secretarías, direcciones, jefes de departamentos, el famoso Dream Team, su propia gente comenta que no hay nada de eso, no tiene estructura. Bueno, pues la población que votó por él y que tendría alguna oportunidad de trabajo en la Comuna, debería ya a integrar su currícula para que le sea tomado en cuenta, al final de cuentas es un gobierno del pueblo, por el pueblo, para el pueblo. Lo malo es que, ¿a quién se le deberán dar los expedientes y quién va a decidir…? Chi lo sa.

Por el lado de Xicotepec de Juárez, otro equipo disfuncional e ignorante, arropó a la candidata del MORENA a la Presidencia Municipal,  la mujer afirmó que le habían robado la elección, lo peor es que quedó ¡en tercer lugar…! cómo puede ser eso? Pues nadie lo sabe, pero la ola de AMLO ni siquiera la mojo. No contenta con esto, gritó, clamó, reclamó y recontra-clamó, que había sido fraude e iba a impugnar. Se rodeo de los más sabios y doctos letrados que en el pueblo del ganado y el café encontró y les dio a conocer el plan para la impugación. Entonces comenzó el proceso de pensar cómo y de qué manera iba a realizarse el plan. Café tras café, cigarro tras cigarro, noches de desvelos, tacos, tortas y más café y más cigarros. Cuando ya casi el plazo expiraba, llegaron como el gran robador de bases de béisbol, el dominicano Freddy Guzmán, barriéndose sobre el home plate, (original del inglés) pero les hicieron !out!, ¡ouch!, ni hablar, ya habrá tiempo ‘pa la otra.